¿Sueñan los gatos?

Elegante, ágil… dormilón. ¡Sí, los gatos pueden dormir mucho! Y parece ser que también sueñan, igual que nosotros. Las imágenes tantas veces repetidas de gatos estirados al sol o hechos un ovillo al lado de la chimenea no es sólo un tópico. La Dra. Maria Grazia Calore, cirujana veterinaria y experta en conducta de animales domésticos, nos explica por qué el sueño es tan importante para nuestros gatos.

Entre el sueño y la vigilia

Es perfectamente justificable que sintamos envidia por los gatos, ¡al fin y al cabo duermen entre 10 y 18 horas diarias! No obstante, al igual que ocurre con las personas los gatos tienen diferentes fases. A veces están en fase de “no me muevo de este sofá”, otras veces podemos ver a nuestro gato de un ánimo enérgico y deportivo. Como bien podemos suponer, los gatos que son más estimulados (aquellos que pueden salir, o tienen lugares o actividades que se adecúan a sus necesidades) tienden a dormir más que otros gatos con un ritmo de vida más tranquilo.

¿Pero, cómo transcurren esas horas y horas que nuestros felinos domésticos suelen disfrutar? Se ha llegado a determinar que el sueño de los gatos se divide en fases, igual que el de los humanos. Similarmente, el sueño del gato alterna entre varias fases o períodos de sueño: períodos de sueño ligero de duración variada, períodos de sueño más pesado que llegan a durar unos 20 minutos aproximadamente, y por último, fases cortas de sueño REM (Movimiento Ocular Acelerado) que duran unos 5 minutos.

Esta fase del descanso conocida como fase REM, es el momento en el que los gatos, al igual que los humanos, sueñan: sus ojos se mueven rápidamente tras los párpados, sus oídos, sus bigotes, sus garras y su cola son sacudidos vigorosamente, como reflejando las acciones en su sueño.

Gracias a pruebas realizadas con la técnica del electroencefalograma, hemos podido determinar que el sueño de los gatos es más ligero durante el día. Este estado de semi-vigilia recuerda los hábitos de sueño de los parientes salvaje del gato. El gato salvaje no es sólo un predador, sino también una presa potencial, y para sobrevivir debe estar alerta ante la posible aparición de un peligro.

¿Sobre qué sueñan los gatos?

En los humanos, el sueño REM tiene la función de ayudar al cerebro en su labor de ordenar las experiencias convertidas en memoria. Por lo tanto, es bastante sensato suponer que los gatos en sus sueños reviven sus experiencias diarias, es decir, cazar, jugar, el cuidado corporal y la interacción social. Y de la misma manera en que nosotros ocasionalmente que enfrentar alguna que otra pesadilla, también tienen que pasar por ello nuestros gatos, con sueños probablemente avivados por imágenes de situaciones de lucha o huida, que a menudo hacen salir inesperados gruñidos y maullidos de sus pequeñas bocas.

Para los gatos, la fase de sueño REM es esencial, y si es interrumpida puede tener calamitosas consecuencias. De hecho, los estudios hechos en materia de privación del sueño tanto en humanos como en otros animales confirman que la falta de sueño puede afectar rasgos esenciales de la conducta, tales como la atención, el estado de ánimo y las habilidades cognitivas.

Así que la moraleja de nuestra historia de hoy es “deja dormir al perro en paz”. No despiertes a gatos, perros o humanos cuando están durmiendo, es algo desagradable, malvado, y quizás hasta peligroso.