Do you already have a profile?

Choose your sign up

Please, tell us about you, so we could show you the way.

I am a cat / dog companion

If you buy Almo Nature products and/or support Capellino Foundation projects, this is your personal door.

I am a business partner

If you work for a shop, a vet clinic or represent other Almo Nature’s business partner, this is where we welcome you.

Don’t have an account yet?

Use your code to change the password

Enter the verification code from the email we’ve sent you and create new password.

Reset password

Enter the email address associated with your account, and we’ll email you a link to reset your password.

You did it!

Password successfully restored

Change temporary password

Naoto Matsumura, el protector de los animales en la desolación de Fukushima

El amor por los animales se manifiesta de diversas formas -desde la voluntad de apoyar iniciativas en su favor hasta el gesto de adoptarlos- las cuales, afortunadamente, se pueden considerar dentro de la categoría de “normales”. Pero los actos excepcionales y su consecuente eco mediático surgen cuando resulta difícil distinguir entre el amor y el sacrificio propio. Este parece ser el caso de Naoto Matsumura, bautizado por los medios del mundo como “el guardián de los animales” en Fukushima, lugar irremediablemente marcado por el desastre nuclear que provocó el tsunami de 2011.

Antes y después de Fukushima: la vida de Naoto Matsumura

Los acontecimientos catastróficos ocurridos en Fukushima en marzo de 2011 actuaron como un punto de inflexión en la vida de Naoto Matsumura: el terremoto T?hoku y posterior tsunami causaron cuatro accidentes en la central nuclear con consecuencias sobre el entorno y la salud de los ciudadanos, hechos que aún no se han investigado por completo. La primera medida fue inevitable: la evacuación de la población, en la cual participó el ex obrero de la construcción, que hoy tiene 53 años. Alrededor de 17 mil personas dejaron sus hogares y especialmente a sus mascotas pensando que retornarían tarde o temprano, aunque esto nunca ocurrió. Fue entonces que empezó la otra vida de Naoto Matsumura, decidido a no dejar a aquellos animales en la desolación del lugar. Empezó así a conseguir comida para asegurarles la supervivencia. Naoto desdeñó las posibles consecuencias sobre su salud, ya que los daños debidos a la radiación nuclear podrían llegar tras muchos años, posiblemente después que él ya hubiera muerto por causas naturales.

Naoto Matsumura y sus animales: la lucha contra la energía nuclear

Naoto ama los animales a los que cuida, les asegura libertad a los más independientes y mayor atención a aquellos acostumbrados a vivir con el hombre. 400 vacas, 60 cerdos, 30 gallinas, 10 perros, más de 100 gatos y un avestruz animan la vida de Naoto Matsumura, quien en una reciente entrevista ofrecida a la CNN no pudo ocultar su indignación por lo que ocurre en su país. Dijo en esa oportunidad: “Estoy lleno de rabia. Y esta es la razón por la cual aún estoy aquí. Me niego a salir y llevar conmigo esta ira y esta pena. Lloro cada vez que veo la ciudad donde nací. El gobierno y la gente de Tokyo no sabe lo que está ocurriendo aquí. Debemos descontaminar este área o la ciudad morirá. Me quedaré aquí para asegurarme de que esto se haga, y porque quiero morir en el lugar donde estoy.”

Choose the way to sign up

You are alredy subscribed

Welcome to the community!

Our first email is already on its way. Hope you'll like it.

One more thing

We'd be happy to know a bit more about you — to show you more relevant information. Please, answer a few simple questions:

What animal companion(s) do you have?

How old are your animal companions?

  • Dog
  • Cat

What area do you live in?

Ooh, you have a cat and a dog! God, we like you already :)

Thanks for joining! And say hi to your cat from us :)

Thanks for joining! And say hi to your dog from us :)

Hey, it's so cool to have you here with us :) Thanks for joining!

Please, if you have any kind of feedback about Almo Nature products for cats or dogs (or both!), or about the projects of Capellino Foundation, share it with us — we are always excited about talking to people who care. Hope to see you here again soon!

This website uses technical cookies to make browsing easier, analytics cookies to collect aggregate data, cookies aimed at guaranteeing the functionality of social media, and third-party cookies to offer additional services and features to users. If you want to know more or withdraw your consent to all or some of the cookies, please see the Cookie policy.

By clicking on the specific button, closing this banner, scrolling this webpage or continuing to browse in any other way, you agree to the use of cookies.