Gatos y agua: todas las cosas que debes saber

¿Odian los gatos el agua? Se trata de un tema muy complejo, que puede ser investigado por medio de la revisión de diferentes aspectos. Maria Grazia Calore, veterinaria cirujano y experta en comportamiento, nos ayuda a profundizar en él.

El gato, por naturaleza, es un animal desértico

Por naturaleza, el gato que atrapa a sus presas extrae de su alimento la mayor parte del agua que necesita, y por eso tiende a beber muy poco. Nuestros felinos domésticos, por lo general, reflejan esta tendencia, pero como consumen comida seca, siempre deben tener agua fresca para complementar la parte de líquido ausente en su alimentación.

¿Por qué mi gato no bebe de su tazón?

Idealmente, el agua destinada al gato debe estar lejos de la comida y la basura. Y es que, en ambos casos, para su mente el agua que le proveamos, incluso si es fresca o limpia, podría estar contaminada y, por eso, resultará peligrosa. Además, para este animal un recipiente con un diámetro ancho pero poco profundo es mejor que uno estrecho y alto. En la naturaleza, de hecho, el gato escoge beber de aguas poco profundas donde no se puedan esconder posibles depredadores.

¡Agua siempre fresca y limpia!

El gato siempre busca agua fresca, limpia y no estancada. Precisamente por esto es común verles bebiendo del grifo: ¡algunos llegan a entender cómo abrirlos solos, otros le piden a sus dueños que los abran para beber!

Agua: ¡un elemento encantador para explorar!

Muchos gatos se muestran atraídos por el movimiento y el ruido del agua al caer. No es de extrañar, por tanto, si al abrir el grifo el gato de la casa se acercara e intentara explorar con sus patas y hocico para llegar a bañarse todo el cuerpo.

A algunas razas de gatos les encanta nadar

Ciertas razas de gatos se sienten tan a gusto en el agua que aprenden a nadar sin miedo. Entre ellas destacan la Angora turca (Van turca), la Maine Coon y la Noruega. Esta característica podría estar relacionada con sus orígenes, pues todas fueron seleccionadas de entornos ricos en cursos de agua y probablemente sus habilidades evolucionaron para dotarles de mejores técnicas de caza.

¿Por qué el gato vuelca el cuenco de agua?

Algunos gatos lo hacen para jugar, para explorar las cosas dispersas en el agua (por ejemplo, algunos pequeños fragmentos de croquetas o polvillo). Otros resultan atraídos por los dibujos en la parte inferior del cuencoy tratan de atrapar a la presa que estos podrían representar.

¿Puede el gato bañarse como el perro?

En general, el gato es capaz de mantener por sí mismo su pelaje limpio y arreglado. Pero si el baño es realmente necesario, se debe hacer la experiencia lo menos traumática posible. El agua tiene que estar caliente (alrededor de 38º) y el gato ser bañado desde la parte trasera con una corriente suave, y exceptuar la cabeza. Después de mantenerlo muy tranquilo y hablarle con dulzura, debemos secarle de una forma apropiada, empleando un secador de pelo lo más silencioso posible. Hay asimismo champús secos para limpiar la suciedad y el polvo y evitar así el trauma que supone el baño en el agua. Aunque debemos usar estos con moderación, para no alterar el equilibrio de la piel de nuestros amigos de cuatro patas.