El pastor de Maremma y los pingüinos

Los pastores de Maremma, además de aliados de los rebaños y los pastores, ahora también lo son de los pingüinos. Estos hermosos perros, protagonistas de muchos de los proyectos llevados a cabo por Almo Nature bajo la firma de almore para la protección del lobo, han recibido el reconocimiento por su pericia en la actividad del pastoreo, ahora también en Australia. La habilidad principal de este perro sigue siendo la misma: su capacidad de rechazar los ataques de los predadores. Pero en este caso en un contexto muy diferente de los valles italianos.

La intuición de Allan Swampy Marsh

En Middle Island, en el sur de Australia, se desarrolla el Proyecto Maremma, creado por Allan “Swampy” Marsh, dueño de Oddball, un pastor de Maremma que ha demostrado ser un excelente cuidador de pollos. Claramente satisfecho con el trabajo de Oddball, Allan tuvo una brillante idea para resolver el problema de la extinción de los pingüinos de Fairy, símbolos de la biodiversidad de Middle Island: propuso usar pastores de Maremma entrenados para ahuyentar a los zorros rojos. Gracias a esta idea, adoptada rápidamente en el pueblo de Warnaboll, las hermanas Eudy y Tula, espléndidos ejemplares de pastores de Maremma, fueron traídas a la isla.

Eudy and Tula, las pioneras de un innovador proyecto

Los dos pastores de Maremma, que se encuentran debidamente entrenados, han hecho la fortuna de la colonia de pingüinos de Fairy: de encontrarse reducida, debido a los ataques de los predadores, a sólo 4 integrantes, la colonia ha alcanzado ahora la impresionante cantidad de 150 individuos. Una enorme proeza por parte de estas dos perras, que ahora, a la edad de 8 años, se retiran, quedando como testimonio de un proyecto que ha tomado una notable actualidad. De hecho, otros jóvenes pastores de Maremma están siendo entrenados para realizar esta hermosa y compleja actividad que es el pastoreo. Un ejemplo más para añadir a la ya numerosa lista de casos de convivencia de humanos y animales en beneficio mutuo.