“El Arte en ser Lobo”

Todas las especies merecen tener un hábitat. Y los humanos tenemos el deber de respetar ese espacio: este es el mensaje de “The Promise”, un corto realizado por Gabriele Salvatores y producido por Almo Nature, que fomenta la protección del lobo y ha hecho de esta labor el tema de su principal proyecto de divulgación en el 2015.

Otro proyecto que materializa este empeño es “El Arte en ser Lobo”, un espectáculo que compila imágenes de la extraordinaria vida de los lobos desde un punto de vista discreto, no invasivo, filmando con la cámara sólo desde la distancia y empleando para ello teleobjetivos. La voz humana es un transfondo, una especie de lejano acompañamiento musical a la vida salvaje y la relación entre presa y predador.

El proyecto: un concierto-documental para aprender sobre el lobo

El proyecto “El Arte en ser Lobo” nació en el año 2010, con un ambicioso propósito: encontrar una camada de lobos e inspirarse en ellos para crear un documental y dar un concierto. Esta difícil tarea fue materializada en el Valle de Chisone, en Italia. En este lugar consiguió Stefano Pollioto capturar preciosas imágenes de los lobos sin afectar su rutina diaria, mientras la músico y soprano Ethel Onnis realzó el aspecto emocional y cultural del metraje a través de la interpretación de su música en vivo. La combinación de las imágenes en vídeo y la música en vivo dieron lugar a un espectáculo que se presentó en varios sitios, convirtiéndose en una iniciativa para atraer la opinión publica sobre el caso del lobo y su delicado hábitat natural.

El objetivo más inmediato de “El Arte en ser Lobo” consiste en dar a conocer el hábitat de este hermoso predador, ubicato en la zona piamontesa de los Alpes Cozie, en Italia, dónde en medio de hermosos paisajes montañosos, este animal tiene que luchar contra el fenómeno humano de la caza natural. Con la supervivencia del lobo como deseo que mueve el corazón del proyecto, “El Arte en ser Lobo” fue concebido no sólo como un espectáculo hermoso que aspiraba a despertar emociones en los espectadores sensibles a este tema, sino que también se convirtió en una iniciativa cultural. La colaboración entre este proyecto y la asociación local Natura Verde Acqua contribuyen a avivar la conciencia de la sociedad con respecto al ecosistema y la vida salvaje en esta zona, donde el lobo tiene un papel determinante. También tiene la aspiración de crear en el futuro un centro especializado para compartir información acerca del lobo.

Stefano Polliotto y Ethel Onnis, los creadores de “El Arte en ser Lobo”

La singularidad del proyecto “El Arte en ser Lobo” emana de la pasión y profesionalidad de sus creadores Stefano Polliotto y Ethel Onnis. Desde 1998, Stefano ha deducado su trabajo como realizador a la figura del lobo, documentando el espontáneo retorno de este cánido a los Alpes Occidentales en Italia. En el año 2005 la músico y soprano Ethel Onnis se unió a Stefano mientras él filmaba una gran manada de lobos en el Parque Natural de Orsiera-Rociavrè, si tuado en el Valle de Chisone. Catorce lobos, incluyendo adultos, semi-adultos y cachorros, fueron los protagonistas de los tres meses de rodaje en el año 2010 que dieron como resultado la creación de “El Arte en ser Lobo”. Aquí, las imágenes de la manada, que desafortunadamente fue luego víctima de la caza ilegal, se mezclaron con música celta interpretada en vivo por el grupo musical El libro de los celtas. Y este espectáculo fue sólo el comienzo: en el verano de 2014, se pudo retomar el rodaje de estos hermosos animales al reaparecer la pareja de lobos alfa Fenrir y Gretel, con una nueva camada, todo ello acompañado nuevamente por la música interpretada por Onnis y El libro de los celtas, lo que también dio lugar a un CD titulado “Historias de lobos”.

Foto: Marco Costantin