¿ Dónde se esconden los gatos ?

¿Dónde se esconden los gatos? Ésta es una pregunta recurrente para los dueños de michos, una pregunta a veces motivada por la preocupación, otras simplemente por la impaciencia. Los gatos, de hecho, son expertos en el arte de desaparecer y, como verdaderos magos del mundo animal, escurrirse buscando refugio en los sitios más insospechados.

Descubramos juntos algunas opciones a considerar con toda probabilidad cuando nuestro gato no se encuentra visibles, excluyendo por supuesto la opción obvia de las cajas, un lugar con un atractivo irresistible para nuestros pequeños felinos.

1. Vegetación

Una parte que ha preservado la naturaleza salvaje de los felinos es su gusto por los juegos originales del entorno natural, y mimetizarse entre las hojas secas y arbustos es uno de ellos.

2. Tuberías y conductos de ventilación

Entre los lugares donde los gatos se esconden no faltarán las tuberías y los conductos de ventilación: el calor y la ausencia de intrusos están asegurados, y al mismo tiempo, los curvos y flexibles cuerpos de los gatos encuentran allí todo el confort que necesitan.

3. Árboles y tejados

¿No has visto nunca el rescate de un gato que misteriosamente ha alcanzado gran altura, ya sea en árboles o en tejados? Especialmente si tienen miedo, los gatos son muy rápidos subiendo a alturas de las que a veces no son capaces de descender por sí solos.

4. Radiadores y calefactores

El calor, las oquedades y la privacidad quedan garantizadas: otro refugio favorito de los gatos es la parte trasera del radiador, y uno de los más socorridos a pesar de su aparente incomodidad.

5. Cajones de armarios y roperos

Mayores que las cajas, y llenos de suaves y fragantes objetos de sus dueños, los cajones de armarios y el guardarropas son sencillamente adorados por los felinos doméstico. Si no quieres encontrarte con sorpresas, chequea siempre que los has cerrado para evitar la negligencia de dejar encerrado a tu gato.

6. Detrás de las cortinas

¿Estás seguro que no has visto dos patitas peludas asomando por debajo de las cortinas? Aquí encuentra el gato también un espacio para su independencia, un elemento sustancial del carácter del animal que frecuente e injustamente es acusado de oportunismo.

7. Librerías

Las librerías caseras son un lugar perfecto para esconderse. En sus huecos los felinos pueden enrollarse hasta hacerse un ovillo y camuflarse entre los libros, desde cuyos rincones tendrán un punto de vista privilegiado.

8. Electrodomésticos

Mucho cuidado al dejar abiertos los tambores de la lavadora o de la secadora de ropa, por ejemplo. A los gatos les gusta apretujarse en todo tipo de cavidades y depósitos, y lo harán también con muchísimo gusto en una lavadora llena de ropa y a punto de arrancar.

9. Motores de coches

Los gatos, especialmente los gatos callejeros, son muy perceptivos cuando se trata de encontrar cualquier sitio que les proporcione calor. Esa es la razón por la que podríamos encontrar a nuestro micho escondido debajo de un coche, cerca de la tubería de escape o sobre la rueda, y en casos extremos, dentro del mismísimo motor.

10. La casa del vecino

¿No pudiste encontrar a tu gato en ninguno de los lugares antes mencionados? Aguza el ingenio y prepara tu tono amable: la pequeña mascota puede estar en el garaje o el jardín de tus vecinos.