Darle mimos al gato

Los achuchones son un lugar común de los amantes de los gatos. Pero, ¿de qué modo se benefician estas mascotas de esa especial forma de contacto con sus dueños? Lo sabemos todo acerca de los perros, de cómo expresan su afecto a sus dueños. Sin embargo, los encantadores e independientes gatos son un misterio con relación a este asunto. Un estudio recientemente publicado en “Medicina Veterinaria Preventiva” nos brinda alguna información acerca de este tópico.

El estudio con gatos de los refugios

Para realizar este estudio, fueron examinados 96 gatos procendentes de refugios para animales, y a continuación fueron divididos en dos grupos. El primer grupo fue mimado -carantoñas, juegos, caricias, en fin… todo lo que abarca la definición de Gentling– por una persona, cada 10 minutos, cuatro veces a la semana, durante 10 días. En cambio, el segundo grupo fue simplemente observado por un investigador parado frente a su jaula con la misma frecuencia y duración con que el primer grupo recibió mimos. Los dos grupos de felinos comenzaron la investigación en igualdad de condiciones: buen estado de salud, ausencia de señales de ansiedad, etc. Sin embargo, al final del experimento mostraron cambios en el carácter generalizados en cada uno de los grupos. Por ejemplo, los gatos que habían sido mimados durante los diez días no sólo se mostraron más contentos y satisfechos, sino que también se les observó menos propensos a padecimientos respiratorios. Los gatos que no pasaron por el proceso de Gentling, no sólo se mostraron menos felices, sino también con una salud más delicada. De este grupo de 49 gatos, 17 tuvieron problemas con las vías respiratorias superiores, en comparación con el primer grupo de los “mimados”, donde sólo 9 de 47 sufrieron de esa condición.

Conclusiones: ¿son los mimos terapéuticos?

Al parecer, el sentimiento de satisfacción resultante de darle mimos al gato estimula en el minino la producción de anticuerpos útiles en la lucha contra las enfermedades de las vías respiratorias superiores. Estos hallazgos, que pueden servir de base para un desarrollo y discusión posteriores, fueron establecidos por los autores de la investigación Clive J.C. Phillips, profesor de Bienestar Animal en la Universidad de Queensland, y Nadine Gourkow, especialista en Bienestar Animal. Ambos están interesados en explorar los efectos del Gentling. Perros, gatos y otras mascotas pueden ser beneficiarios de una “terapia de mimos”, seguramente agradable en la mayoría de los casos, una vez que esté asegurado el respeto a las particularidades y necesidades de nuestra mascota.